Tres años justos han pasado desde la última vez que Jesús de la Sentencia subiera a su paso procesional. Tal día como ayer, un 5 de abril, pero de 2019 la imagen del Señor procesionaba de forma extraordinaria en Vía Crucis por el barrio del Albaicín concluyendo este rezo con la tradicional subida a su paso para la Estación de Penitencia de aquel año.

Mil días y una pandemia después, Jesús de la Sentencia volvía a congregar a hermanos y cofrades en la Parroquia de San Pedro y San Pablo. Presente también el Juez Decano de Granada D. Alberto del Águila Alarcón, Hermano Mayor Honorario, que tras su reciente nombramiento participaba por primera vez en este acto que se vio completado con la bendición del nuevo llamador del primero de los pasos de nuestra Cofradía, donación de los costaleros de este paso con motivo del XXV Aniversario de la creación de la primera cuadrilla propia de la Hermandad.

Se iniciaba el acto con la lectura del Evangelio según San Juan, del pasaje del juicio de Jesús, y la breve reflexión de nuestro Consiliario, Rvdo. Sr. D. José Gabriel Martín Rodríguez, que en sus palabras desglosaba las actitudes de los intervinientes en este pasaje; los acusadores, el juez que se desentiende y se lava las manos… animándonos a tomar como ejemplo la actitud de Cristo que se entrega por los hombres a su sentencia. El rezo de las preces por el Juez Decano y el Padrenuestro concluían esta primera parte del acto, iniciándose el breve cortejo de traslado en andas de la imagen precedida por el cuerpo de acólitos. Tras el Señor eran los niños de la Cofradía los que portaban el nuevo llamador que sería bendecido poco después.

El acto se vio solemnizado por la capilla musical de la Asociación Musical San Isidro de Armilla, que con su suave música ponía el complemento perfecto a la intimidad de este acto. Ya entronizado el Señor era el Juez Decano el encargado de colocar sobre su paso el llamador siendo bendecido por nuestro Consiliario.  

Seguidamente era el capataz de este paso, Guillermo Padilla Martínez, quien tomaba la palabra para elogiar el trabajo y dedicación cuántos hermanos han formado parte de la cuadrilla a lo largo de su historia teniendo un recuerdo especial para D. Nicolás Castro Casares, fundador y primer capataz de esta recientemente fallecido, y para agradecer el apoyo a este colectivo de las diferentes juntas de gobierno. La bendición por parte del Consiliario ponía el punto final a este acto que nos sitúa ya a las puertas de un nuevo y muy deseado Domingo de Ramos con la satisfacción de ver por fin a nuestros Sagrados Titulares sobre sus pasos procesionales.