Las grandes dimensiones de este trono hacen necesario un importante número de personas, casi un centenar, para poder realizar el recorrido por la zona baja de Salobreña el Miércoles Santo.

Un año más, la Cofradía de la Humillación de Salobreña tiene problemas para conseguir portadores de su trono para el Miércoles Santo. Sus grandes dimensiones hacen necesario un importante número de personas, casi un centenar, para poder realizar el recorrido, y de ahí el llamamiento que vuelve a realizar la directiva de la Hermandad.
El gran problema que se presenta es la incertidumbre de no saber hasta el último momento si se contará con la cantidad mínima necesaria de portadores para sacar el trono. Si bien en los últimos años se ha conseguido, pues la gente ha respondido el día de la procesión, hasta entonces no se ha podido saber con certeza si se podría salir.
Este año se cumple el vigésimo aniversario de la salida de esta procesión, que en sus primeros años contaba con muchas más personas, llegando a las 85 o 90. El hermano mayor de la Cofradía, Antonio Espín, indica que si se alcanzan las 75 el trono “se lleva perfectamente”, aunque cuantas más personas lo transporten más cómodo será por el reparto de peso.
A la hora de buscar portadores, el llamamiento está abierto tanto a hombres como a mujeres, si bien son los primeros los que lo hacen habitualmente. “Lo que necesitamos son hombros”, afirma Antonio Espín, y añade que quienes deseen apuntarse pueden ponerse en contacto con la Cofradía tanto por teléfono como a través de facebook, o mediante los integrantes de la directiva. Asimismo, todos los viernes a partir de las 8 de la tarde se reúnen en la Casa de Hermandad, en la calle Fábrica Nueva.
Fuente imagen: Foto estudio david